0
Publicado en Movilidad Reduzida
Marzo, 2018

5 Tips para asistir a conciertos con movilidad reducida


La movilidad reducida, sea temporal o definitiva, no debe ser motivo para dejar de ir a conciertos. Muchas veces quien tiene alguna discapacidad se ve obligado a renunciar a las actividades que ama por su condición. Es importante seguir teniendo una vida. Aquí hay algunos consejos para facilitar ir a los conciertos con la esperanza de que esto no se agregue a la lista de cosas que no se pueden hacer debido a movilidad reducida.

1. Llamar antes de todo

El lugar hace una gran diferencia en si puedes asistir a un concierto o no. Hay lugares que no hacen ningún esfuerzo para ayudar. De hecho, ni siquiera devuelven tus llamadas. Por lo tanto, recomiendo contactar a alguien del lugar antes de comprar los boletos. Algunas buenas preguntas para hacer son:

  • ¿El lugar es apto para sillas de ruedas? (Aunque es ilegal, algunos no están habilitados)
  • ¿Hay lugares para sillas de ruedas donde se pueda ver bien el concierto?
  • ¿Te dejarán entrar más temprano para conseguir un lugar donde puedas ver?
  • ¿Pueden proporcionarte un lugar o asiento para quien vaya al concierto contigo? Básicamente será imposible comunicarse de otra manera (e muy incómodo).
  • ¿El lugar se pone extremadamente caluroso?

2. Silla de ruedas

Aunque puedas caminar con dificultad, usar una silla de ruedas significa que tu condición se vuelve visible y garantiza un lugar para sentarse durante todo el tiempo. Las personas son buenas y casi siempre quieren ayudarte. Si no tienes una silla de ruedas, puedes intentar tomar una prestada o quizás arrendar.

 

3. Hidratación

Hay que cuidar para no deshidratarse, pero igual hidratarse en demasía podría ser un problema por la necesidad de ir al baño varias veces que puede agregar un grado más de dificultad.

 

4. Capas 

Si tienes intolerancia al calor o al frío, usar varias  capas ligeras evita que tengas tantos problemas con la temperatura. Comúnmente, estos lugares se calientan mucho con el calor corporal, por lo que en lugares expuestos al sol, mientras más claras sean las capas, mejor.

 

5. Si necesario, pedir para que te lleven a un lugar más cómodo

A veces me resulta difícil pedir ayuda o sentir que estoy alejando a la gente. Es útil recordar que tener movilidad reducida no es tu culpa y mereces vivir tu vida tanto como todos los demás. El personal en el lugar te va ayudar, ya que es su trabajo y no requiere mucho esfuerzo. De hecho, es una de las partes más fáciles de su trabajo (¿sabes cuántas personas se desmayan o vomitan en los conciertos?).

Creditos: Texto y imagen adaptados del originalmente publicado en Chronically Ridiculous.


Etiquetas: , , , , , , ,

Comentarios

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*